Home - General - Nacional - Rally - RALLY DAKAR

RALLY DAKAR

 

 

Colombia corrió… sin suerte

 

Montero en río

Este parece ser un argumento de una película de suspenso y drama, pero fue una historia real. Colombia corrió por primera vez en el Rally Dakar Argentina – Chile, pero no tuvo la dosis de suerte necesaria para atender una competencia de tanta exigencia en la que se necesita una estupenda máquina, gran experiencia y por supuesto unos tripulantes de categoría.

 

La historia se comenzó a escribir hace más de 8 años cuando Juan Manuel Linares, un administrador de empresas bogotano, se volvió obsesivo por meterse en este cuento del Dakar, algo que para el común de los colombianos es, más que una locura, una odisea.

 

Linares contactó a Camilo Perdomo, un ingeniero agroindustrial, tan loco como él, para que fuera su copiloto o navegante en este proyecto osado e irreverente. La Federación Colombiana de Cafeteros, por fortuna, respaldó sin titubeos, la ambiciosa empresa, luego de que este par de quijotes fueran aceptados por la organización, como una de las 148 tripulaciones que en la categoría de autos tomarían parte en la versión 2011.

 

Montero en curva

 

La prueba arrancó el 1º de enero en Argentina. Luego de atravesar este país, incursionó a territorio chileno, con un cargamento de 443 competidores, entre autos (148), camiones (69), motos (188) y cuatrimotos (38), de 53 naciones de todos los continentes.

 

Un recorrido de algo más de 10.800 kilómetros, que estos modernos jinetes cubrieron en casi 15 días de ininterrumpida carrera. Toda una aventura -afirma Linares- llena de pasión y dramatismo.

 

Los colombianos corrieron en un Montero Mitsubishi 3.2 Turbo Diesel, en la Categoría T2, que se alistó en Europa, a donde viajaron Linares y Perdomo a terminar su preparación con el equipo francés que los cobijó como integrantes de su ‘staf’ competitivo.

 

“Aparte de contar con un muy buen patrocinio, un carro que cumpla con todas las especificaciones FIA, asistencia de primera línea en carrera, tener licencia tipo 3 (la misma de Fórmula 1), se requiere un excelente navegante y un buen competidor. Yo tuve la fortuna de encontrar en Camilo esas dos condiciones básicas, además de las técnicas, para atender este compromiso tan importante para nosotros y, en general, para el automovilismo colombiano”, explicó Linares.

 

Los dos se propusieron tres objetivos específicos: llegar a la meta, aprender y compartir esa experiencia y disfrutar la carrera. En el papel muy fácil de lograr, pero no fue así.

 

Los aventureros colombianos solo pudieron correr 6 etapas de las 13 previstas –llegaron hasta Arica, frontera con Perú-, debido a que se rompió el embrague y el camión de asistencia se había volcado el día anterior. No pudieron remediar la falla mecánica y se quedaron por fuera del límite establecido.

“El mérito grande es terminar, no importa donde, pero llegar. Correr un rally de esta magnitud significa algo muy grande. De un lado, la confraternidad que se vive al interior del grupo de participantes es maravillosa, sorprendente, si se quiere. Nadie es dueño de nada. Todo se comparte con amabilidad. Tuvimos la fortuna de ser arropados por ese encanto. Recibimos asesoría permanente de los más experimentados y nunca nos negaron una recomendación o un consejo oportuno. Es un mundo maravilloso”, enfatizó el piloto colombiano.

 

Linares y Perdomo hicieron parte del equipo francés Solicars, que armó un grupo humano y técnico mayúsculo para correr en condiciones favorables, con 9 mecánicos, 6 conductores, un director de equipo, un auto tipo muleto del que se proveían de sus piezas en caso de necesitar repuestos específicos, además de un alma y espíritu de acero para aguantar la rudeza de la competencia.

 

La tripulación nacional volverá a correr el Dakar en 2012, otra vez con el respaldo de la Federación Colombiana de Cafateros. Dentro de su plan de preparación tiene previsto intervenir en el Rally Silkway de Rusia, en julio, antes de asumir de lleno el nuevo compromiso, para lo cual se trasladarán a Europa.

 

La versión 31 del Dakar, se disputó por primera vez en Suramérica. Culminó con las victorias de Marc Coma, en motos; Josef Machacek, en cuatrimotos; Giniel De Villiers, en autos y Firdaus Kabirov, en camiones. En total, 113 motoristas, 13 pilotos de cuatrimotos, 91 equipos de autos y 54 de camión, culminaron una prueba marcada por una gran aceptación popular en Argentina y Chile.

 

2010, la consagración para Sainz

En la segunda edición suramericana del Dakar, 88 motos, 14 cuadriciclos, 57 autos y 28 camiones llegaron a Buenos Aires, al término de un periplo de 9.000 kilómetros. Cyril Despres obtuvo el tercer logro en moto, mientras que el argentino Marcos Patronelli se impuso en cuadriciclo.

 

En autos, Carlos Sainz fue consagrado al término de un mano a mano brutal y sin concesiones, con Nasser Al Attiyah. En la llegada, ambos pilotos fueron cronometrados con la menor diferencia de la historia del rally: 2’12”. La ruta fue mucho más tranquila para Vladimir Chagin, quien coleccionó los récords en la carrera: igualó a Karel Loprais con un sexto título en la categoría camiones y acumuló 56 victorias en etapas.

 

2011, tercer título para Coma

En la versión 2011, tercera que se hace en Suramérica, Marc Coma logró su tercer título en motos; Alejandro Patronelli, quien sucedió a su hermano, dominó en cuatrimotos; Nasser Al-Attiyah consiguió la consagración en autos y Vladimir Chagin, nuevo récord en camiones ganó en camiones.

 

 

POSICIONES EN EL 2011

Motos

Pos. Nombre
1 1 COMA (ESP)
2 2 DESPRES (FRA)
3 4 RODRIGUES (PRT)
     

 

 

 

 

Cuatrimotos

 

Pos. Nombre
1 252 PATRONELLI (ARG)
2 255 HALPERN (ARG)
3 269 LASKAWIEC (POL)

 

Autos

Pos. Nombre
1 302 AL-ATTIYAH (QAT)
2 308 DE VILLIERS (ZAF)
3 300 SAINZ (ESP)

 

Pos. Nombre
1 500 CHAGIN (RUS)
2 502 KABIROV (RUS)
3 512 NIKOLAEV (RUS)

 

 

 

Pos. Nombre
1 500 CHAGIN (RUS)
2 502 KABIROV (RUS)
3 512 NIKOLAEV (RUS

 

 

 

Camiones

Pos. Nombre
1 500 CHAGIN (RUS)
2 502 KABIROV (RUS)
3 512 NIKOLAEV (RUS)

 

Check Also

El Quindio, corazón de la zona cafetera será el marco perfecto para el Rally Colombiano Edición Especial Coffee Delight

Lo que inició como una idea de apoyo para la tripulación que representará a Colombia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.