Home - General - ¿Qué es el ‘aquaplaning’ y cómo prevenirlo?

¿Qué es el ‘aquaplaning’ y cómo prevenirlo?

El peligroso fenómeno conocido como ‘aquaplaning’ sucede cuando una capa delgada de agua impide el normal contacto y adherencia de la llanta contra el pavimento, provocando graves accidentes de tránsito.

Una de las maniobras que mayor exigencia y cuidado requiere de los conductores, es el conducir sus autos o vehículos en condiciones climáticas difíciles sobre terrenos inundados o con altísimo flujo de agua.

Conducir bajo un fuerte aguacero o sobre superficies mojadas y/o húmedas, demanda de los conductores no solo una mayor concentración y atención sino, también, medidas de precaución adicionales para evitar accidentes de tránsito, provocados por fenómenos como el ‘aquaplaning’, que suelen ocurrir en temporadas de invierno.

El ‘aquaplaning’ (hidroplaneo como también se le conoce) consiste en la pérdida gradual de contacto entre la llanta y la superficie de la carretera, provocada por la entrada de una delgada capa de agua entre ambos objetos. Lo que genera, entre otras cosas, un aumento considerable de la distancia de frenado e, incluso, hasta la pérdida total de control y dirección del vehículo, debido al ligero levantamiento de la rueda. 

Una situación que suele suceder con bastante frecuencia en épocas de fuertes lluvias. De hecho, estudios elaborados por la Secretaría de Tránsito y Transporte en el presente año, revelaron que en temporadas de invierno los accidentes viales aumentan alrededor de un 24%, principalmente por la pérdida de control de los vehículos cuando se conduce a altas velocidades en esas condiciones climáticas. 

Por esta razón, y como parte de sus esfuerzos por prevenir accidentes de tránsito en las vías del país, Hankook Tire, una de las marcas de llantas de reconocimiento mundial, recomienda tener en cuenta estos consejos que, seguramente, ayudará e evitar accidentes y acciones peligrosas, para prevenir que el ‘aquaplaning’ cobre víctimas.

Calibrar bien las llantas. Unas llantas bien calibradas, además de permitir una conducción más eficiente, garantizan la seguridad del conductor y de sus acompañantes. Por esta razón, es importante no solo que las llantas estén infladas a la presión indicada por el fabricante, sino que se les practique un mantenimiento continuo para detectar a tiempo posibles daños y/o imperfecciones, que puedan derivar en un grave accidente de tránsito por cuenta de la lluvia.

Las llantas nuevas, siempre atrás. Cuando no se compra el tendido completo de las llantas, es recomendable que las nuevas vayan en la parte trasera del auto, para que las usadas puedan ser reubicadas en la zona de adelante. Esto para que las llantas nuevas, producto de su banda de rodamiento más profunda, ayuden a los conductores a tener un mayor control sobre las superficies mojadas, pues son más resistentes a los deslizamientos en agua. Una característica que se ve potenciada cuando son ubicadas en el eje trasero del auto.

Así mismo, es recomendable intercambiar (rotar) las llantas del carro cada 7.000 km para asegurarse de que duren lo máximo posible, pues estas tienden a desgastarse de forma desigual.

Nunca frenar. Frenar en seco es, probablemente, lo primero que un conductor haría si experimentara por primera vez el ‘aquaplaning’. Una decisión poco acertada, debido a que, en este escenario, pisar el freno solo haría que las llantas se bloquearan al rozar el pavimento, causando una pérdida de control mucho más rápida sobre el vehículo.

Por lo tanto, una buena recomendación para esta clase de situaciones es soltar el pie del acelerador para que la velocidad vaya disminuyendo poco a poco, de tal forma que el conductor logre recuperar la plena maniobrabilidad del auto en el menor tiempo posible, evitando así un accidente delicado.

Comprar llantas de excelente calidad. Al momento de comprar un juego nuevo de llantas se debe acudir a un proveedor de alta calidad, reconocimiento y confianza, que garantice un excelente desempeño de las mismas, especialmente en condiciones difíciles y extremas, bajo las cuales tienen lugar fenómenos como el ‘aquaplaning’.

Moderar la velocidad. Por último, no está de más recordar que en épocas de lluvia, lo mejor es controlar el estrés habitual y manejar a velocidades moderadas, conduciendo de forma suave y tranquila, para evitar frenazos y cambios de dirección bruscos, que puedan derivar en graves accidentes de tránsito, por cuenta de peligrosos fenómenos como el ‘aquaplaning’.

Hankook Tire, líder mundial de fabricación de llantas, ha desarrollado la técnica High-Grip Silica Compound (compuesto de Sílice de alto agarre), que garantiza la seguridad del conductor en condiciones de carretera húmeda, brindándole un mayor agarre al asfalto y mejor control del auto. Lo que reafirma su liderazgo en la industria por su innovación y excelencia tecnológica comprobada, al ofrecerle a sus clientes un producto de mayor seguridad, confort y desempeño, que además es amigable con el medio ambiente.

Check Also

Se alista la grilla de las 6 Horas de Bogotá 2019

* El Canal Capital, la nueva imagen de los deportes a motor en Colombia, transmitirá …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.